La Hora de Dormir

 

Habituar a los pequeños a un horario uniforme de sueño, facilita su vida cotidiana. Los niños requieren dormir mas horas debido a la actividad que realizan.

Por la noche debe establecerse un horario fijo para dormir.

El sueño es una de las necesidades básicas más importantes. Es la forma en que el cuerpo y la mente recuperar las energías que se pierden durante el día. 

El no querer acostarse es un problema bastante frecuente; pide vasos de agua, se despierta una y otra vez e incluso se asusta por estar solo y necesita escuchar la voz de sus padres. El niño tiene que aprender que todas las actividades tienen un lugar y momento adecuado. Para evitar en lo posible los problemas a la hora de dormir se recomienda:

  • Establecer una Rutina de Sueño, que incluya un periodo de tranquilidad antes de la hora de dormir.
  • Evitar o reducir al mínimo el acceso a la televisión o a los videojuegos antes de dormir.
  • Establecer un horario para dormir todos los días, que ayudará al niño a mantener una rutina. Los rituales para dormir son maneras efectivas para empezar a formar los buenos hábitos.
  • Dormir con un peluche o juguete de apego. Permite al niño, si así lo desea él, que lleve un juguete, un osito, o su manta favorita a la cama.
  • Controla que la temperatura en la habitación sea agradable y que la ropa sea cómoda.
  • Deja una luz encendida, la puerta entreabierta o un vaso de agua al lado de la cama, si el niño te lo pide.
  • Evitar dormirse con el niño. Le hará más difícil acostumbrarse a dormir solo.
  • No acudir cada vez que el niño llama o se queja. Si es así, le estarás acostumbrando a llamar sin necesidad. Debes estar atento siempre y acudir sólo cuando exista algún signo de problemas reales como las pesadillas, el sonambulismo, etc.

Estos consejos pueden servir de ayuda para dormir a los niños. Pero no hay que olvidarse de que no servirán de nada, si los padres no establecen estas medidas con seguridad. Los padres, ante todo, deben estar muy seguros y convencidos de lo que están estableciendo. El niño necesita sentirse seguro, y especialmente a la hora de dormirse. Las rutinas o rituales para ir a la cama, como regular la hora de acostarse, son fundamentales para establecer una pauta de sueño en los niños. 

Categoría: Información General