Gimnasia cerebral

Gimnasia Cerebral en Colegios Andersen.

Ejercicios como estos son recomendados para nuestros niños:

¿Qué es la gimnasia cerebral?

La Gimnasia Cerebral es una filosofía del ámbito educacional que consiste en un conjunto de movimientos, procesos, programas y materiales que llevan tanto a un óptimo funcionamiento cerebral, como al buen desarrollo en el aprendizaje de quienes lo practican. Con frecuencia se le relaciona con la Kinesiología Educativa (Edu-k) porque la gimnasia cerebral es el programa básico que desarrolla la Educational Kinesiology Foundation, Organización Internacional sin fines de lucro cuya misión es apoyar la autoconciencia y estimular el aprendizaje mediante movimientos simples, efectivos, agradables y seguros.

Este sistema fue desarrollado en la década de 1970 en Estados Unidos por los hermanos Dennison, investigadores de las áreas de pedagogía y psicología del aprendizaje que describieron el funcionamiento cerebral en tres dimensiones: lateralidad, centrado y foco. La primera dimensión (literalidad) se refiere a la capacidad de coordinar ambos hemisferios cerebrales, lo cual es fundamental para llevar a cabo actividades como la comunicación, la lectura y la escritura. Es esencia para el movimiento corporal, la lectura y la escritura. Es esencial para el movimiento corporal, así como para pensar y moverse al mismo tiempo. Por otro lado, la segunda dimensión, el centrado, es la capacidad de coordinar las áreas superiores e inferiores del cerebro; además, se relaciona con las emociones y la expresión. Finalmente, el foco la tercera dimensión  del funcionamiento cerebral, es la capacidad de coordinar los lóbulos frontales y posteriores del cerebro.  Permite la participación y la comprensión, así como tomar en cuenta los detalles de una situación en particular al tiempo que las perspectivas del yo y del contexto general no resultan afectadas.  Cabe destacar que justo a este nivel se dan los desórdenes de atención y la dificultad para entender cosas nuevas.

Para que el funcionamiento cerebral sea adecuado, esta técnica propone diversos ejercicios y actividades que remiten a 26 movimientos que naturalmente realiza cualquier ser humano durante sus primeros años de vida; por ejemplo: cuando aprende a coordinar sus ojos, oídos, manos y el cuerpo en general. Estos movimientos, combinados con el programa “aprendiendo mediante el movimiento”, reportan excelentes resultados en áreas como organizaron, concentración, memoria, lectura, escritura, matemáticas, coordinación física y en las habilidades para presentar exámenes; también se han registrado beneficios en aspectos de la vida personal, como en las relaciones con los demás, la responsabilidad de los individuos y la actitud ante la vida.

Algunas técnicas y ejercicios sencillos:

  • Beber un vaso grande de agua. Según las técnicas de gimnasia cerebral, beber agua equivale a “aceitar los engranajes del cerebro”, pues se estima que 90% de la composición cerebral es liquido. A los niños se les recomienda que tomen agua antes de alguna situación estresante, como por ejemplo antes de presentar un examen, ya que cuando existe estrés la falta de hidratación afecta de manera negativa la concentración.
  • Ejercicio “botones cerebrales”. Ayuda a mejorar la irrigación sanguínea del cerebro con el fin de “encenderlo” antes de que empiece cualquier actividad, por ejemplo la primera clase del día.  El ejercicio consiste en dispones los dedos índice y pulgar de la mano derecha en forma de “C” y masajear con éstos la parte que se encuentra debajo de los huesos de la clavícula, al mismo tiempo que la mano izquierda va sobre el estómago ejerciendo una ligera presión. Se recomienda masajear y presionar las zonas descritas alrededor de dos minutos y de manera simultánea.
  • Ejercicio “gateo cruzado”. Ayuda a coordinar los hemisferios izquierdos y derecho del cerebro. Además,  refuerza las habilidades ortográficas, de escritura, de lectura, de comprensión y de audición. Se lleva a cabo sentado o de pie y consisten tocar  con la palma de la mano derecha la rodilla izquierda (levantar y doblar la pierna). Se regresa a la postura inicial y se repite la operación con la mano izquierda y la rodilla derecha.
  • Ejercicio “nudos”. Es ideal para calmar la ansiedad antes de un examen o discurso. En cualquier situación que pueda causar nerviosismo se recomienda hacer unos cuantos “nudos” para calmar la mente y mejorar la concentración. Sentado o de pie se cruzan los pies; luego, se estiran los brazos hacia el frente, separados uno de otro. Se colocan las palmas de manera que las palmas queden enfrentadas para luego entrelazar los dedos. Llevar hacia abajo y adentro las manos así entrelazadas, hasta que se puedan apoyar sobre el pecho.

Los resultados obtenidos con la práctica constante y comprometida de la gimnasia cerebral son evidentes de inmediato y además acumulativos. Las ventajas que tus hijos pueden obtener de su práctica son innumerables, pues se trata de una filosofía que induce la liberación del estrés del sistema nervioso, al mismo tiempo que optimiza el potencial tanto de niños como de adultos.
¡Te invitamos a practicarla con tus hijos!.

Compartir